¿Podría haberse evitado la tragedia del Titanic II con un sistema interno de comunicación de infracciones?

Imagínate que conoces una situación en tu empresa que puede suponer un grave peligro para las personas trabajadoras y/o los clientes. Hay algo que no está bien, un riesgo que amenaza tu seguridad y la de los demás. ¿Qué harías? Lo más probable es que intentes alertar a todos a tu alrededor, ¿verdad? Eso es exactamente lo que hizo el ex Director de operaciones marinas de OceanGate en relación con el buque Titanic II, pero, tristemente, sus comunicaciones no fueron tenidas en cuenta.

Hace un mes, el mundo entero estuvo pendiente del trágico suceso que envolvió al Titanic II, el sumergible que desapareció en el océano con cinco personas a bordo. Lo que comenzó siendo una misión de rescate terminó convirtiéndose en una recuperación. Un hecho desgarrador que nos lleva a preguntarnos: ¿Se podría haber evitado esta tragedia?

Según los reportes, el mencionado director había planteado preocupaciones de seguridad sobre el buque en cuestión años atrás. Pero lejos de ser escuchado y tomado en cuenta, fue despedido. Este caso nos lleva a reflexionar sobre la importancia de un canal de denuncias efectivo, que incluya mecanismos para evitar represalias y cómo podría haber cambiado el curso de los acontecimientos.

El director, quien evidentemente tenía conocimientos técnicos y experiencia en su campo, expresó repetidamente sus inquietudes sobre fallos de seguridad en el diseño del sumergible en cuestiones que son cruciales para garantizar la seguridad de los pasajeros. Sin embargo, su voz fue silenciada por la empresa para evitar abordar los problemas de seguridad y calidad.

Este caso es un ejemplo claro de por qué es vital que las empresas del sector privado y las entidades públicas establezcan y mantengan canales internos de información de infracciones normativas efectivos. Un sistema donde las personas que se relacionan a diario con ella puedan expresar sus preocupaciones sin temor a represalias. En el caso del Titanic II, si las preocupaciones del director se hubiesen tomado en cuenta y se hubieran implementado acciones correctivas, tal vez se hubiera salvado la vida de cinco personas.

Existen numerosas normativas que protegen a los empleados de represalias por denunciar infracciones normativas que detecten en el seno de una organización, entre ellas, la Directiva europea 2019/1937 y la reciente Ley 2/2023 en el ámbito de la Unión Europea. En los Estados Unidos, también existen numerosas normas que protegen a las personas informantes de las represalias que puedan sufrir por las infracciones normativas que comuniquen, sin embargo, para que estas normas sean efectivas, las empresas deben fomentar una cultura de comunicación abierta y honesta donde los empleados se sientan seguros al plantear posibles irregularidades, garantizando igualmente su confidencialidad permitiendo las denuncias anónimas, protegiendo siempre la identidad del denunciante.

Además, deben implementarse mecanismos ágiles de gestión que incluyan instrucciones claras para las investigaciones internas de las denuncias recibidas, de forma que una vez que se recibe la misma, los tramitadores deben actuar rápidamente para investigarla y tomar las medidas correctivas necesarias si encuentran indicios fidedignos de su veracidad.

Este caso nos recuerda que el tener un buen canal de denuncias en las empresas puede llegar a ser un elemento fundamental para preservar la vida, seguridad y salud de sus clientes y las personas trabajadoras. Un sistema que permita informar sobre preocupaciones e irregularidades sin temor a represalias para las personas físicas y para las personas jurídicas relacionadas con ellas puede suponer una gran diferencia, ya que puede ayudar a identificar y resolver problemas a tiempo, evitando así tragedias como la del Titanic II.

Recordemos que todos tenemos una responsabilidad compartida en mantener nuestros lugares de trabajo seguros. Y eso incluye escuchar y tomar en serio las inquietudes de los demás. Porque al final del día, la seguridad y el bienestar de todos es, sin duda, lo más importante.

Otras entradas

El caso de John Barnett ilustra la importancia de una sólida cultura de cumplimiento normativo corporativa

El Legado de John Barnett: Transparencia y cultura de cumplimiento

Muchas son las causas por las que un Sistema de Gestión de Compliance puede resultar ineficaz; es posible que no se haya adaptado adecuadamente a la empresa en que se implanta, que no se hayan...

arrow icon
La carga de la prueba en los juicios por represalias ha dado un giro recientemente.

Nuevo giro en la carga de la prueba en las demandas por represalias

Uno de los aspectos más relevantes en los canales de comunicación de infracciones y que se ha convertido en un tema central a nivel normativo y entre la doctrina, es la protección que el informante...

arrow icon
pexels karolina grabowska 7876050 scaled

La implementación gradual de la Directiva 2019/1937 en los estados miembros de la UE

La Directiva de la UE sobre la protección de personas que informen sobre infracciones del Derecho de la Unión, que entró en vigor en diciembre de 2021, establece un marco legal para la protección de...

arrow icon

Deja un comentario

cinco × cinco =